Tendencia

Material biodegradable hecho con algas sustituye al plástico

Denominado «Ohoo!», el material también es transparente, flexible y comestible, y puede usarse para diversas tipologías de envases y desaparece de forma natural en un plazo de 4-6 semanas.

Tras varios años de investigación, y conscientes de la gran cantidad de residuos plásticos que asolan nuestro entorno natural, una empresa británica (Skipping Rocks Lab) fundada por jóvenes de ese país, así como por franceses y españoles, y que se dio a conocer en la Feria Internacional Canagua&Energía del Cabildo de Gran Canaria, ha lanzado un material fabricado con algas que se biodegrada en seis semanas, pudiendo sustituir al plástico propio de bolsas y envases.

Además de biodegradable, este nuevo material, denominado comercialmente Ohoo!, también es transparente, flexible y comestible, y puede usarse para diversas tipologías de envases que alberguen contenidos tan diversos como agua, salsas o productos cosméticos (champú, gel, crema). Se trata de una especie de “piel de fruta” que ofrece un sinfín de utilidades gracias al alginato de las algas marrones, que desaparece de forma natural en un plazo de 4-6 semanas.

Para producir estos envases, se elabora primero una pasta con el alginato, que luego es transformado por una máquina, logrando producir hasta un centenar de unidades en cinco minutos.

Drops de biopelìcula
Imagen: http://www.skippingrockslab.com

Uno de los responsables de la empresa manifestó que este material, además de ser respetuoso con el medio ambiente, no malgasta recursos en el sentido de que no precisa áreas de cultivo y agua para producirlos, ya que el alga se reproduce en viveros, en el mar, y no usa fertilizantes. Se cultiva en piscifactorías en países como Chile y China, así como en otras zonas europeas tales como el oeste de Francia. Crece de forma salvaje y hasta tres metros por día.

De momento, el trabajo de la empresa en esta área se centra en dar servicio a encargos para eventos como maratones y festivales. No obstante, el hallazgo puede tener futuro en un escenario en el que el negativo impacto producido por los residuos plásticos en tierra, mares y océanos exige soluciones y alternativas sostenibles.

Skipping Rock Labs tiene sede en Londres y es una empresa innovadora de empaques sostenibles  y pionera en el uso de materiales naturales procedentes de plantas y algas marinas a fin de crear con los mismos envases de bajo impacto ambiental

Fue galardona con el Premio de diseño Lexus 2014, el Premio mundial de tecnología (medioambiente), promovido en asociación con Fortune y Time, el Premio SEA 2015 y el Premio Energy Globe 2016 del Reino Unido.

 

Deja un comentario